"A vida é o que fazemos dela. As viagens são os viajantes. O que vemos, não é o que vemos, senão o que somos."
Fernando Pessoa

viernes, 19 de octubre de 2007

El triunfo de Sarkozy

Al parecer llevaban varias semanas rumoreándolo (y los periodistas rara vez se equivocan), pero no fue hasta el pasado jueves que el Elíseo lo confirmó oficialmente: la Primera Dama ya no es más Primera Dama. Los periódicos franceses hablan de "el primer divorciado electo en el Elíseo” o “el primer Jefe de Estado francés que se separa oficialmente de su esposa durante su mandato”. También podrían decir que es el primero en llevar una corbata azul durante un discurso en Grenoble cuando hace sol o el primero que se sube a un yate a las tres de la tarde después de haber comido un crepe (estos periodistas es que son la leche). En fin, volviendo al tema, ¡que se han divorciao! . Según el comunicado ha sido por mutuo acuerdo. Y menos mal, porque, en el supuesto contrario, si Nicolas Sarkozy no hubiese querido conceder el divorcio a su Cecilia, ésta hubiese tenido que permanecer a su lado para siempre, teniendo en cuenta la inmunidad judicial que la Constitución Francesa concede al Presidente de la República. Es cierto, Nico nunca podría haber perdido el juicio. Pero este supuesto parece poco probable habida cuenta de algunas declaraciones que Sarkozy hizo recientemente a los journalistes: "Mon seul problème, au fond, c'est Cécilia", je, je.

Pobre Sarkozy, y encima, ella, llevándose todo el protagonismo. Los periódicos no son justos, sólo hablan de la decisión de la ex primera dama: “ya lo he intentado todo”, dice, “conocí a otra persona hace dos años y me enamoré”. Pero luego volvió a Sarko para intentar reconstruir le mariage. “Ahhhh”, dicen ahora los franchutes, “por eso no fue a votar en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Y nosotros creyendo que había algún desacuerdo en algún punto concreto del programa político…”
Y es que, según ha confesado estos días a los medios, no se sentía muy bien en el Palacio del Elíseo, no encontraba su lugar. Es que es muy dulce. He aquí una bonita reflexión que ha regalado a la prensa francesa: “Siendo niña, cada vez que terminaba un dibujo, volvía la página y empezaba otro. Ahora he cogido mis pinceles para pintar una nueva historia”… mmm, ¿no será ella la que le hace los discursos a Bush?

Sin embargo, los journaux franceses están muy preocupados porque parece que no ha habido ningún comentario más por parte del Elíseo. Ayer, un periodista de Le Monde preguntó por el tema y el presi se enfadó: “Los franceses me han elegido para trabajar, trabajar y trabajar aún más. Los franceses no me piden que comente nada, eso no les interesa. Y además puede que tengan más pudor que usted y más discreción, y un poco más de elegancia”. Paralelamente, su ex mujer concedía a un semanario francés una larga entrevista sobre sus asuntos (ex) maritales, y la revista Elle va a adelantar su publicación para poder llevar mañana a los quioscos franceses un exclusivo reportaje de Cecilia. Si es que el divorcio se veía venir…

"Il est temps qu'on sorte de la pipolisation de la vie politique", ha declarado solemnemente Benoît Hamon, un eurodiputado socialista. Pues eso, pero vamos, que para algo divertido que hacen…

En la foto, por cierto, se aprecia el pesar del presi.

1 comentario:

manu dijo...

No recuerdo que día de 1995, Alain Yuppé, primer ministro francés pregunto a su secretaria: ¿qué agenda tenemos para hoy?. Pues, teniendo en cuenta que no funcionan ni los aviones ni los trenes y como está el tráfico lo mejor es que se quede en su despacho “monsieur”. Estupendo, así aprovecho y le damos un empujoncito a la reforma de las pensiones. Algunos meses después presentaba su dimisión (pero ese es otro tema).
El pasado 18 de octubre Nicolás Sarkozy, presidente francés, pregunto a su secretaria : ¿qué agenda tenemos para hoy?. Pues, teniendo en cuenta que no funcionan ni los aviones ni los trenes y como está el tráfico lo mejor es que se quede en su despacho “monsieur”. Estupendo, así aprovecho y me divorcio. Y ahora que tendré menos cosas en la cabeza, a ver si le damos un empujoncito a la reforma de las pensiones. Algunos meses después … ah, no que eso todavía no ha llegado.

En España si Sonsoles se divorciara de Zapatero o Ana Botella del tejano señor de las Azores no se si pasaría algo. Lo que es seguro es que no se hubieran atrevido a contestar así a la prensa y mucho menos que los periodistas hubieran tenido ni el pudor, ni la discreción ni la elegancia de respetarlos. Si hay algún periodista cerca, que me perdone